La revolución científico-tecnológica implica una profunda reconceptualización de las formas de soberanía que los Estados tienen, así como también una lucha por definir si la sociedad de la información y la comunicación será en beneficio de la gente o de las grandes corporaciones.
Nat, David e Ínigo, aparte de sudar libertad anti-bill gates, hace un tiempo nos enseñaron concretamente que era Linux y Ubuntu. Nos instalaron el sistema operativo. Nos enseñaron a no tenerle miedo. Nos enseñaron en la práctica lo que tan bien punteaba Pablo Mancini hace un tiempo. Después, parece raro seguir usando un sistema privativo como Windows.

Actualmente, por nuestro trabajo, le estamos metiendo mano a Musix de Marcos Guglielmetti y esperando para probar el Ubuntu Studio. Con estas iniciativas nos vamos poniendo a tono con el desarrollo de Software Libre en lo referente a la producción musical, una excelente noticia.

Comentarios

Deja un comentario