Sobre la concentración de medios

Dardo Ceballos, colaborador de nuestro blog, ha escrito la siguiente nota sobre la concentración de los medios de comunicación y la aparición de las redes distribuidas. Escrita a raíz del debate abierto en la Argentina en referencia a la Ley de Servicios Audiovisuales nos parece interesante publicarla por la universalidad de la temática.

Ley de Medios

«Ley de Medios Argentina: La guerra por un imperio que se desmorona

La fuerte pelea entre el gobierno argentino y las corporaciones oligopólicas que concentran más del 80% de los medios de comunicación del país, podría haber servido para instalar en la sociedad un necesario debate sobre comunicación y cultura en nuestra época.

Pero más allá de las pocas intenciones de debatir, lo primero que se nota es una incomprensión general de ambos lados acerca de los cambios en los hábitos de consumo de medios y bienes culturales que han aportado las nuevas tecnologías de comunicación.

Es verdad que durante los últimos cincuenta años, quien tenía el control de medios como la prensa escrita, la radio, la televisión contaba con un gran potencial para imponer hábitos de consumo a lo largo y ancho del planeta.

Esa es la guerra que se está dando ahora en Argentina con varias décadas de retraso, y pensando más en el pasado que en el futuro, es una cruenta batalla por el control de un imperio aún poderoso, pero que está comenzando su etapa de descomposición.

Nadie parece comprender hasta qué punto la llegada de la web 2.0 vino a modificar ese escenario, dotando a los usuarios de mayor participación en la generación y difusión de contenidos, haciendo una realidad tangible por primera vez el concepto de “emirec” (emisor-receptor).

Este año por primera vez, entre los diez sitios más visitados de la Argentina no aparece ningún medio periodístico. Brilla por su ausencia en ese ranking el monstruoso pulpo mediático del grupo Clarín (y vergonzoso para cualquier democracia, esto también hay que decirlo), y en el octavo lugar aparece Taringa! cuya única arma es el empoderamiento de los usuarios.

Redes distribuidas

Este simple dato es el punto de partida de una tendencia que promete acentuarse en el futuro, y que nadie está leyendo correctamente. En un escenario mundial en el que las redes sociales son cada vez más preponderantes y el conocimiento colaborativo crece como hábito cultural, quienes están empecinados en la guerra por poseer los canales de comunicación están luchando por las ruinas de una cultura que afortunadamente está en retroceso.

Los monopolios de medios, en manos de corporaciones o Estados, van a caer por su propio peso porque su concepción de “apropiación exclusiva” de la información está más cerca del Medioevo que de los tiempos que vivimos. No comprenden que las redes sociales (que en poco tiempo estarán en los teléfonos celulares adquiriendo un grado de penetración social mucho más fuerte que el actual) no son una simple tecnología, sino la resultante de un cambio cultural que pide a gritos una democracia comunicativa real y tangible, donde el conocimiento se construye colaborativamente y se ejecuta en red.

La comprensión de este fenómeno marcaría invertir energías en pensar cómo serán los medios de comunicación de esta nueva etapa, como empoderar al usuario de verdad (ya nadie le cree a las corporaciones la falacia del “periodismo ciudadano”) y generar espacios reales de participación social donde podamos consensuar entre tod@s lo mejor para tod@s.»

4 comentarios sobre “Sobre la concentración de medios”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>