Sin contrato discografico

contract

Patrick Faucher y Phil Antoniades son los creadores de Nimbit.com, un sitio dedicado a construir una plataforma de marketing y comercio directo al fan, para que las bandas puedan vender su música, merchandising y demás sin necesidad de intermediarios.

Desde hace tres años, Patrick lleva adelante un seminario en Berklee College of Music en Boston, en el marco del programa donde se enseña el negocio de la música. El seminario cubre varios items como marketing, distribución, social media, herramientas, etc. Las charlas generalmente se centran en las formas de hacer una carrera exitosa y generar dinero con la música, y cuáles son los canales adecuados para ello.

Pues bien, en una de esas clases, a estos dos socios les paso algo particularmente indicativo del momento que vive la industria, y que Patrick refleja en el blog de Nimbit:

Una pregunta que me gusta hacer cada vez que estoy delante de un grupo como éste es “¿Cuántas personas consideran que un contrato con una discográfica es una opción viable para el desarrollo de su carrera?”. Cuando dí este seminario hace dos años, casi el 80% de la sala levantó la mano. El año pasado, menos de la mitad de las personas indicó que un acuerdo con un sello era parte de su estrategia de éxito. Este año, cuando hice la pregunta, se levantaron exactamente CERO manos.

Detengámonos a pensar en las implicancias de esto por un momento. La próxima generación de artistas y empresarios de la música me acaba de decir que las discográficas tradicionales, especialmente las grandes, ni siquiera son un factor en su ecuación para el éxito.

La parte más interesante? A la historia no le importa qué sellos escuchan este mensaje y cuáles se vuelven irrelevantes. Los empresarios de la música y los artistas del mañana ya están trabajando bajo diferentes supuestos y tienen en la mente un modelo completamente diferente.

Via los amigxs de Noticias Audio, que de tanto copypastearlo ya los tenemos de corresponsales! Jaja…

Inteligencia artificial?

La web en estado de efervescencia. Resulta que Stephen Wolfram está por lanzar un buscador para Internet de nuevo tipo. No es la web semántica que muchos estiman el futuro del desarrollo de redes, sino un motor computacional que da respuesta concretas a preguntas realizadas en lenguaje natural. Al nuevo Wolfram Alpha deberíamos preguntarle cosas como: Cuánto cuesta una Fender Strato? Cuáles son los mejores plug-ins para bajos de jazz? Cualés son los mejores VST para emular baterias?

El debate es si con esto es el inicio de la inteligencia artificial o es todo una gran maniobra de marketing con patas cortas. Lo podremos saber en breve, cuando sea puesto online y le preguntemos Cuál es el sitio de música más potente y libre, y responda «RedPanal, papá!».

Alpha Wolfram