Sobre la concentración de medios

Dardo Ceballos, colaborador de nuestro blog, ha escrito la siguiente nota sobre la concentración de los medios de comunicación y la aparición de las redes distribuidas. Escrita a raíz del debate abierto en la Argentina en referencia a la Ley de Servicios Audiovisuales nos parece interesante publicarla por la universalidad de la temática.

Ley de Medios

«Ley de Medios Argentina: La guerra por un imperio que se desmorona

La fuerte pelea entre el gobierno argentino y las corporaciones oligopólicas que concentran más del 80% de los medios de comunicación del país, podría haber servido para instalar en la sociedad un necesario debate sobre comunicación y cultura en nuestra época.

Pero más allá de las pocas intenciones de debatir, lo primero que se nota es una incomprensión general de ambos lados acerca de los cambios en los hábitos de consumo de medios y bienes culturales que han aportado las nuevas tecnologías de comunicación.

Es verdad que durante los últimos cincuenta años, quien tenía el control de medios como la prensa escrita, la radio, la televisión contaba con un gran potencial para imponer hábitos de consumo a lo largo y ancho del planeta.

Esa es la guerra que se está dando ahora en Argentina con varias décadas de retraso, y pensando más en el pasado que en el futuro, es una cruenta batalla por el control de un imperio aún poderoso, pero que está comenzando su etapa de descomposición.

Nadie parece comprender hasta qué punto la llegada de la web 2.0 vino a modificar ese escenario, dotando a los usuarios de mayor participación en la generación y difusión de contenidos, haciendo una realidad tangible por primera vez el concepto de “emirec” (emisor-receptor).

Este año por primera vez, entre los diez sitios más visitados de la Argentina no aparece ningún medio periodístico. Brilla por su ausencia en ese ranking el monstruoso pulpo mediático del grupo Clarín (y vergonzoso para cualquier democracia, esto también hay que decirlo), y en el octavo lugar aparece Taringa! cuya única arma es el empoderamiento de los usuarios.

Redes distribuidas

Este simple dato es el punto de partida de una tendencia que promete acentuarse en el futuro, y que nadie está leyendo correctamente. En un escenario mundial en el que las redes sociales son cada vez más preponderantes y el conocimiento colaborativo crece como hábito cultural, quienes están empecinados en la guerra por poseer los canales de comunicación están luchando por las ruinas de una cultura que afortunadamente está en retroceso.

Los monopolios de medios, en manos de corporaciones o Estados, van a caer por su propio peso porque su concepción de “apropiación exclusiva” de la información está más cerca del Medioevo que de los tiempos que vivimos. No comprenden que las redes sociales (que en poco tiempo estarán en los teléfonos celulares adquiriendo un grado de penetración social mucho más fuerte que el actual) no son una simple tecnología, sino la resultante de un cambio cultural que pide a gritos una democracia comunicativa real y tangible, donde el conocimiento se construye colaborativamente y se ejecuta en red.

La comprensión de este fenómeno marcaría invertir energías en pensar cómo serán los medios de comunicación de esta nueva etapa, como empoderar al usuario de verdad (ya nadie le cree a las corporaciones la falacia del “periodismo ciudadano”) y generar espacios reales de participación social donde podamos consensuar entre tod@s lo mejor para tod@s.»

Aportes para el debate de las nuevas tecnologías I

Ayer los amigos de La Tribu lanzaron el libro Muerde! Transcribimos nuestra intervención en el mismo, para que cualquiera la pueda criticar, endulzar y/o reelaborar con más material. Es un posteo de corte más teórico que los que acostumbramos, pero creemos que a muchos de ustedes (almas libres y creativas) les va interesar. Esta es la primer parte, mañana seguiremos con el resto.

Viviendo el cambio.

Somos una generación que nació y creció en un mundo desesperanzado y enmudecido.

El “fin de la historia” nos cayó sobre las espaldas, lapidó sueños y mandó al arcón de los recuerdos toda propuesta de cambio de las injustas estructuras que todavía sostienen nuestra sociedad. Neoliberalismo, dumping social, desempleo estructural. Nada que hacer contra estas fuerzas todopoderosas.

Y sin embargo… Estamos viviendo una gigantesca revolución. La realidad se está modificando radicalmente frente a nuestro ojos, con una velocidad y una profundidad absolutamente increíbles. Cotidianamente, estructuralmente, capilarmente. Todo lo que creímos resuelto cambia. Todas nuestras referencias se modifican y abren paso a nuevas cosmovisiones, renovados anhelos e iniciativas. Desde acá y desde allá.

Todavía nadie sabe del todo que está pasando, pero está claro que nada seguirá siendo como es.

El fetiche tecnológico.

La lectura generalizada sobre la actual etapa es que los cambios que vivimos los está generando la tecnología. Las computadoras personales, Internet, la nanotecnología, los satélites y la mar en coche.

Una lectura parcialmente cierta, pero que contiene un olvido que complica todo: no existe tecnología sin humanos. Nosotros la creamos, la desarrollamos, la usamos para unas cosas o para otras.

Por eso mismo, no hay tecnología buena o mala. Tecnófilos y tecnófobos equivocan la discusión, proponiendo características intrínsecas que nada tienen que ver con la realidad. La deshumanización de la tecnología es un laberinto sin salida, un nudo gordiano irresoluble, pero sobretodo falaz.

Mafalda

Tecnologías constituyentes.

Por primera vez en la historia un modelo de producción no se basa en objetos. La “Era de la información” se sustenta fundamentalmente en “lo inmaterial”, siendo notable que las nuevas tecnologías apuntan más a las relaciones inter-subjetivas (formas de generación, recolección y segmentación de conocimiento) que a la creación de bienes específicos como herramientas o maquinarias.

Esta característica propia de las tecnologías de la información y la comunicación es potente. Tiene dos consecuencias más que interesantes para pensar el futuro que nos convoca:

1.- En términos económicos, los costos de producción tienden a cero. Es decir, se necesitan recursos humanos en forma intensiva, capacitados y con cierta infraestructura, pero nada comparable a lo que se requería en la lógica metal-mecánica, automotriz. Unas líneas de código pueden tener mayor incidencia económica que una fábrica de miles de trabajadores. Esto, si lo sumamos a las lógicas colaborativas nacidas en las comunidades de Software Libre y código abierto, implican un nuevo, integral y alternativo paradigma de producción. Una discusión necesaria es como se reparten socialmente los excedentes generados, pero no nos vamos a meter en esto, por el espacio acotado que tenemos.

2.- Al ser las relaciones inter-subjetivas relaciones de poder, el desarrollo de proyectos basados en TICs implican esquemas que modifican la organización social y plantean esquemas asociativos potencialmente distribuidos, horizontales y participativos. En este sentido, es importante volver a resaltar que nada esta resuelto a priori. Las TICs podrían también derivar en formas de control social hasta ahora inimaginables, que dejarían al panóptico obsoleto y disfuncional. La lucha por una sociedad más justa no depende de la tecnología sino de los humanos. La historia la escribimos nosotros y es nuestra exclusiva responsabilidad.

Digitalización del campo musical – ¿Instrumentos digitales?

Está claro que cada vez más músicos tienen como práctica cotidiana realizar todas las cuestiones inherentes a su trabajo dentro campo digital , mediante la utilización de software (software de grabación, edición, mezcla, plug-ins de efectos y procesadores dinámicos) y hardware digital (computadoras, workstations, consolas digitales, procesadores dinámicos y de efectos digitales, dispositivos de grabación móviles, Ipods, reproductores de mp3, etc.) .

Detengamonos en los dispositivos portátiles. Éstos son los que creemos que más valor agregan en términos de dinamismo en la captación, difusión y distribución de la música, audio o sonido. Existen ciertas características que hay que destacar de éste tipo de dispositivos:

Portabilidad: Son absolutamente portátiles, cada vez con tamaños más reducidos y con mucha más «potencia». Esto permite transportarlos a cualquier lado brindando la oportunidad de capturar sonido en cualquier situación.

Carácter personal (Individual): Son dispositivos personales, lo que implica que no hace falta más de una persona para manejarlos en todos sus aspectos (físicos, técnicos, etc.) y capturar sonido donde se quiera.

Distribución: Por sus características técnicas de comunicación entre dispositivos (USB, bluetooth, etc) y de almacenamiento de datos en formato digital (HD, memorias SD, etc), en general  cuentan con  algún sistema que permiten el intercambio y la transferencia de archivos entre mútiples dispositivos, permitiendo una rápida y fácil distribución del material sonoro.

Difusión: Empezamos a ver ciertos dispositivos, como el iPhone por ejemplo, que cuentan con un acceso directo a la web (WiFi, 3G, WAP, etc) lo que permite que la difusión de los archivos sea casi inmediata. De todas maneras cabe destacar que los dispositivos que no cuentan con estas tecnologias, si suelen tener capacidad de comunicarse con otros dispositivos y de esa manera difundir el material necesario.

En la medida que la tecnología aplicada al audio siga avanzando cada vez más en el terreno de los dispositivos personales y/o portátiles veremos, como efecto colateral, un pronunciado crecimiento en la utilización de herramientas y servicios web como RedPanal, especializados en este rubro. Así como se pudo observar un “boom” en la utilización de servicios como YouTube, Google Video, en el caso del video, y Flickr o Picasa, en el caso de la fotografía, a partir de la masificación de dispositivos de captura como las cámaras fotográficas digitales (que también filman) y las cámaras integradas a los teléfonos celulares y computadoras portátiles.

Hemos comentado anteriormente acerca de diversos dispositivos de grabación portátil de alta calidad, como el caso de nuestro preciado «H4», o el ProTrack de Alesis que transforma tu iPod en un grabador estéreo de alta calidad. Hasta ahora habíamos hablado de dispositivos de captura/grabación de audio. Hoy ya podemos hablar de instrumentos digitales. Se conocen desde hace décadas instrumentos virtuales (ej: VST) que son básicamente instrumentos reales emulados por software y hardware, pero muy poco sabemos de instrumentos digitales.

Ocarina es una aplicación de Smule que transforma el iPhone en un instrumento de viento; se toca presionando los botones en la pantalla y soplando en el micrófono del móvil.

SMule: Ocarina [Zeldarian] from SonicMule, Inc. on Vimeo.

«Aquí tienes tu tarea…»

Ejercicios y tareas online:

Desde sus comienzos RedPanal fue concebido como una plataforma de interacción y colaboración. Y como tal, entendemos que en la actualidad este tipo de aplicaciones están tomando un rol protagónico y que cada vez son más interesantes los resultados obtenidos del uso y apropiación de este tipo de herramientas por parte de los internautas.

En el caso de RedPanal, siempre hicimos hincapié en el potencial que veíamos en la aplicación de esta herramienta en el campo de la educación. Pensamos el sitio como una plataforma virtual para y potenciar procecos educativos a través de la web. Dinamizar la relación Maestro-Alumno y fortalecer el vínculo entre los mismos más allá de el aula como lugar físico y el sistema presencial. La idea es complementar la relación entre los alumnos y los maestros con la posibilidad de intercambiar información y datos (ejercicios en texto, en audio, partituras, letras, etc.) y mantener activa la comunicación.

Hoy en RedPanal ya vemos ejemplos de esta teoría aplicada a la educación musical. El usuario Ron Damón subido al sitio una suerte de ejercicios para guitarristas principiantes, donde muestra una serie de acordes para tocar una base de rock y una imágen de tablatura donde describe dos posiciones de la escala pentatónica. Es algo básico, pero gráfico y descriptivo. Esto deja en evidencia la efectividad del uso apropiado del sitio en el terreno educativo.

Desde ahora, la posibilidad de subir o descargar ejercicios, hacer pedido y entrega de tareas y trabajos prácticos, es real y viene de la mano de RedPanal.com.

ejercicios-guitarra-redpanal