Este post quizá no sea sobre lo que estrictamente entendemos como música libre, sino más bien sobre cómo la música tiene la capacidad de hacer libres a las personas, por eso, y sin dejar de pensar en Paulo Freire lo denominamos música para la liberación.

Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano

El viernes pasado la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano que preside Gabriel García Márquez. dió a conocer la lista de los 20 espoeciales multimedia que forman parte de la Selección Oficial en la categoría internet del premio CEMEX+FNPI 2008. Entre ellos, hay uno que no fue realizado por una empresa de medios, sino por la Universidad Nacional de Rosario, cuyo tema es retratar la experiencia del Proyecto Vibrato y su Escuela Orquesta del Barrio Ludueña.

Este carenciado barrio rosarino, donde trabajaba Pocho Lepratti, desde hace décadas es muestra los peores indicadores socio-económicos de la ciudad: desempleo, pobreza, falta de servicios básicos, asentamientos irregulares, menores en riego social, son algunos de los tantos males que aquejan a esos vecinos. Pero justamente allí, en el año 2005, en una escuela, un grupo de docentes de música liderados por Derna María Isla, con el apoyo de la comunidad salesiana, se propusieron conformar una orquesta infanto juvenil de Música Clásica, y lo lograron en menos de un lustro. ¿Acaso esto no es un modo de música colaborativa?

La Escuela Orquesta del Barrio Ludueña hoy cuenta con casi 200 niños, y es un proyecto en constante crecimiento, que muestra la función social que puede cumplir la música cómo instrumento de liberación.

Eso fué lo que el equipo periodístico de la UNR quiso mostrar en su Documedia Nº 1: Vibrato Escuela Orquesta del Barrio Ludueña‘ con tal calidad como para clasificar a las instancias finales de este importante premio. Vale la pena tomarse unos minutos para encontrarse con esta experiencia. Pasen y vean…

http://www.unr.edu.ar/resources/documedia/vibrato/vibrato.htm

Deja un comentario