RedPanal en Madrid

Les dejamos una guía sobre nuestra próxima presentación en Madrid el 22 de octubre. Esperamos comentarios, sugerencias y hasta alguna que otra crítica!

Historia del proyecto o un breve relato de lo que nos moviliza.

RedPanal es una comunidad de música libre y colaborativa. Una búsqueda sobre la potencia creativa que las redes sociales y los formatos de licenciamiento abiertos pueden generar en el campo artístico. Somos músicos y queremos llevar nuestra actividad a territorios inexplorados y fértiles.

En RedPanal toda la música es original, creada por los propios miembros. El material es libre para ser reutilizado en forma total o parcial por cualquier otra persona, potenciando de esta forma la creatividad colectiva.

No somos únicos, ni dejamos de serlo. Creemos ser parte de la irrupción global de un nuevo paradigma de producción cultural signado por la colaboración y el trabajo en red, con una experiencia propia, independiente, rica en aprendizajes. En este sentido, nuestras charlas buscan ser espacios de encuentro con otras voces que quieran promover el debate sobre los rumbos a seguir.

Avance de la nueva versión del sitio.

El 22 de Octubre, haremos la primer muestra pública del nuevo diseño de interacción (D.I) del sitio y se comentarán las investigaciones realizadas para su definición.

Fortalezas y deficiencias del modelo actual. Personas principales a las que apuntamos y sus objetivos. Requerimientos técnicos y musicales. Principales hitos del desarrollo tecnológico en el campo musical. Modelos de interactividad evaluados. Software libre y estandares web. Apertura de la comunidad y formas de colaboración. Interfaces gráficas y experiencia del usuario.

Nuevos horizontes.

Estamos contentos con lo realizado. Nacida en Argentina, nuestra comunidad actualmente cuenta con más de 3000 músicos de todo el mundo, con una gran presencia Iberoamericana tanto en términos humanos como sonoros. Cada nuevo miembro de la comunidad ha ido aportando nuevas líneas de trabajo.

En este marco, comentaremos algunas de estas experiencias que refieren a music information retrievalquery by humming (recuperación de información musical – búsqueda por tarareo), interfaces musicales y formatos de presentación musical en vivo con tecnología aplicada.

RedPanal y el Cosmonauta. Alianzas que nos fortalecen.

El Cosmonauta” es una película de ciencia ficción producida por más de 1000 personas, a partir de 2 Euros. Licenciada bajo Creative Commons, está disponible para que la edites, la copies, 
la remezcles y la compartas, como tú quieras.

En este evento, se presentará una convocatoria realizada por RedPanal junto a El Cosmonauta, en la que se propone a la comunidad crear música o simplemente atmósferas inspiradas en el guión. Las 20 mejores entrarán en un disco “inspired by” que editaremos y venderemos a través de internet, repartiendo los beneficios entre los autores. Además Remate, el músico responsable de la BSO oficial, elegirá personalmente un tema de entre los 20 y su autor acompañara al músico en la grabación de la banda sonora del montaje original.

Presentación en MediaLab Prado

MediaLab Prado

22 de Octubre de 2009, 19 hs.

Plaza de las Letras. C/ Alameda, 15 · 28014 Madrid (España)

Metro y Cercanías: Atocha
Autobuses: Líneas 6, 10, 14, 19, 26, 27, 32, 34, 37 y 45

El cosmonauta – Cine Libre y comunitario

Las nuevas tecnologías nos proveen de medios expresión y comunicación con características únicas y asombrosas. En este marco, la creatividad, aparte de ser algo intrínseco de cada persona, tiene la posibilidad de generar expresiones artistico-humanas totalmente innovadoras basados en la interrelación instantánea de miles de personas.

Tratando de aprovechar dichas posibilidades, es que nace el proyecto El Cosmonauta, una iniciativa que se vale de las licencias Creative Commons (Las mismas que hacen posible la exitencia de RedPanal y otras iniciativas similares) y de un modelo organizativo en el cual todos podemos colaborar con las distintas tareas que hacen a la producción fílmica.

Extraemos de la página del proyecto una breve sinópsis del argumento:

El Cosmonauta es una historia que habla sobre el recuerdo.

Incluso sobre aquellos recuerdos que nunca existieron.

Octubre de 1975. Stan se prepara para ser el primer cosmonauta ruso en la Luna.
Andrei, su amigo desde la infancia, dirige la misión. En los tensos días antes de la partida, Stan piensa en Yulia, la mujer de Andrei. Y ella en él, mientras ultiman los detalles de la misión. Están unidos desde hace años en un doloroso silencio. Apenas dos días después de despegar, la nave pierde toda comunicación con la Tierra. Durante siete meses, Andrei lo busca día y noche. Sin resultado. Un día, la nave vuelve a la Tierra. Cuando cae, no hay rastro del cosmonauta. El desconcierto aumenta cuando comienzan una serie de transmisiones de radio: Stan habla desde un lugar desconocido. Dice haber vuelto a la Tierra, y haberla encontrado vacía. Los delirios de Stan, prisionero en un mundo imposible, van provocando trágicos cambios en la relación de Andrei y Yulia. Mientras ella no puede despegarse de la radio, en la que el cosmonauta habla continuamente de imaginarios paraísos donde comparte con ella la vida que soñaba, Andrei se convierte en un extraño en su propia casa, habitada por la voz fantasmal de un antiguo amigo declarado muerto hace meses. Poco a poco, se va configurando un extraño y peligroso triángulo. Finalmente, se produce el reencuentro.

Descárgate El guión del proyecto (PDF 26,00 KB)

El dossier del proyecto: referencias visuales, memoria de dirección y más (PDF, 12.2 Mb)

Conoce las localizaciones:  los escenarios de la película. Sets de fotos volcados directamente de las cámaras de nuestra scouting unit.

El Arte y el Vestuario: fabricando una época. 
Bocetos, figurines, etcétera: Dimitrios Donias y Margarita Mansilla dirigen los equipos encargados de recrear la Unión Soviética de mediados de los setenta y el hermético mundo de Glavkosmos, la agencia espacial rusa.

A Stan Arsenievich: entre dos mundos.
 Carlos Martínez-Abarca da vida a Stan, el cosmonauta destinado a escribir la tan ansiada página del desembarco soviético en la Luna. Tanto en la realidad, con el cancelado Programa N1-L3, como en la ficción, con el Programa Kolibri, la misión fue proyectada para un único tripulante. De salir algo mal, se encontraría completamente solo.