Derechos de autor y la negación del consumo

piano-angel

“Creo que la mayoría de los consumidores no quieren pensar en los derechos de autor en absoluto, y los titulares de los derechos de autor tampoco deberían: los titulares de derechos de autor quieren que los consumidores piensen sólo acerca de qué tan grandes son sus productos y dónde se puede comprar: ¿qué consumidor compra algo, porque tiene derechos de autor? Las cosas se compran porque tiene valor económico o emocional. No se puede demandar a las personas o legislar en la compra de derechos de autor de obras que no les gusta, tal vez porque tienen DRM u otras restricciones. Leyes de derechos de autor fuertes no son un sustituto para satisfacer la demanda de los consumidores.

Los derechos de autor no es polvo de hadas, revistiendo mágicamente a las obras de valor económico; sólo la voluntad de los consumidores de pagar por algo crea valor económico. Los derechos de autor han entrado en la conciencia pública y el debate, porque los titulares de los derechos de autor los han usado para negar a los consumidores el acceso a las cosas que quieren. Esto no es sólo mi opinión, es la opinión de muchos titulares de derechos de autor también. En un discurso de 2007, Edgar Bronfman, Jr, CEO de Warner Music Group, reconoció que la industria ha “ido a la guerra con los consumidores al negarles lo que querían y podían encontrar de otra manera, como resultado, por supuesto, los consumidores ganaron.“. Lo que los consumidores supuestamente ganaron está claro: en 2007, el Sr. Bronfman y otras discográficas (por medio de la RIAA) se encontraban todavía demandando a decenas de miles de personas.

“Quiero que los titulares de derechos de autor tengan éxito económico, pero quiero que tengan éxito por satisfacer la demanda de los consumidores, no por impedirla.

Fragmentos de un post de William Patry de su blog “Moral Panics and the Copyright Wars“. Patry es un abogado norteamericano, especialista en derechos de autor. Es autor de varios libros sobre el tema, siendo el más reciente Moral Panics and the Copyright Wars. Además, se desempeña como Consejero Superior de Derechos de Autor en Google, Inc.

Via NoticiasAudio.

YouTube silencia videos que contienen audio con copyright

RedPanal.com, la nueva herramienta para musicalizar videos de YouTube.

En estos últimos días estuvo dando vueltas la noticia de que YouTube ha silenciado todos los videos que poseían audio con copyright. Es decir, si un video original de YouTube está musicalizado con alguna canción o soundtrack que posea derechos de autor, el sitio remueve el audio y deja solamente la imágen sin sonido alguno. Una estratégia entendible en términos legales  (por las leyes y normativas existentes en relación al uso comercial de la propiedad intelectual) pero extremadamente restrictiva, como para no meterse en problemas con la RIAA y las grandes companías de la industria, ya que los artistas poco ven de dichos dividendos.  Actualmente, el negocio del músico/artista ya no se basa tanto en la venta de discos o los derechos de reproducción, como en las performances en vivo, las giras, prensa y la publicidad. Esta medida termina perjudicando a los usuarios que, por cierto, son la clave del éxito de éste tipo de sitios.  Indirectamente perjudican también a los artistas, quitándole la posibilidad de que su música suene en innumerables videos y animaciones.

Y entonces, la pregunta: qué hago?? Tengo que dejar mis vídeos sin música, honrando al nunca bien ponderado silencio? Volvemos a la estética tipo Godard, de largos monólogos y tal vez un poco de relato en off? Si no quiero hacer eso, porque soy un freak del lenguaje multimedia actual… Tengo que arreglar con el artista específico que hizo el tema que quiero poner en mi video de las vacaciones? Tengo que firmar algún tipo de contrato con una discográfica para sonorizar las imagenes de la fiesta de 15 de mi hija? «Se Acabó! Mejor me dedico a cultivar hongos!»

No, no! Momento! Señor, señora: La Cultura Libre es la respuesta!

Toda la base de datos de audio de RedPanal.com es música «original» compuesta e interpretada por los usuarios del sitio y se encuentran bajo un licencia Creative Commons de Atribución 2.5, lo que permite su copia, distribución, exhibición y ejecución. Pero no sólo eso! También podemos crear obras derivadas con la condición de que se atribuya la obra en la forma especificada por el autor o el licenciante. Esta es una posibilidad real y concreta de continuar trabajando con audio en los videos de YouTube sin correr riesgos de ser «silenciado».

Más info: Error500, Alt1040, Mashable.

Un video de Buster Keaton, magistralmente sonorizado por Bill Frisell.

Por qué no fomentamos la colaboración cultural libre??