RedPanal en la Universidad de Palermo

Hoy, Martes 13 de octubre de 2009 a las 19hs, estaremos debatiendo sobre nuestro proyecto y otras redes de producción distribuida en el Auditorio Universidad de Palermo. Jean Jaures 932, Buenos Aires

Invitamos a la presentación y posterior mesa redonda de cuatro proyectos que conforman redes para posibilitar sus producciones y habitar las condiciones actuales de fluidez.

Club del Dibujo. Rosario.

Es una plataforma donde se vinculan personas, textos, imágenes, arquitecturas, paisajes, conversaciones, que tiene como centro de interés esa tecnología de pensamiento, humanidad y placer llamada dibujo.

Es el contexto de trabajo que construimos desde el año 2002 para reunirnos, centralizar y expandir este medio de comunicación accesible y moderno a partir de la tecnología básica del lápiz y el papel.

Eventos, pedagogía, colección son sus ocupaciones. Antropológicamente, el dibujo es un vestigio arcaico que atravieza los siglos.

Club de Fun. Rosario.

Clubdefun nace y se organiza rescatando la idea de club, en búsqueda de un modo de producción periodístico distinto a la «empresa de medios”. ClubdeFun es una asociación civil sin fines de lucro creada para la consecución de fines periodísticos culturales, cuyo principal objetivo es constituir un espacio independiente de práctica y experimentación en periodismo cultural multimedial hecho en Rosario, principalmente sobre artistas de Rosario.

La conformación de un club nos permite hacer sustentable en el tiempo el proyecto, y no manejar el contenido como mera mercancía, es decir como un medio para el «fin» de conseguir dinero, sino que la calidad del contenido es el «fín» en sí mismo.

RedPanal. Buenos Aires.

RedPanal es un sitio web que abre por primera vez un espacio virtual dedicado a la composición colectiva y colaborativa de música. Su plataforma de carácter participativo fue ideada con el fin de otorgar, a músicos y otros actores relacionados con el mundo de la música, una red online que les permita compartir el momento de la creación de las obras.

RedPanal creó el concepto de música colaborativa a través de su sitio Web. Es decir, una red social anclada fuertemente en lo musical, donde los usuarios hacen y deshacen a su antojo y se convierten en los propios intérpretes. El usuario ya no como mero consumidor, sino como productor de contenidos.

Not Made In China (NMiC). Buenos Aires.

NMiC es una plataforma de intercambio y contacto entre objetos, personas y situaciones. Pensamos que “los objetos y los muebles existen entre los seres humanos. Son pretextos que utilizamos para encontrarnos los unos con los otros.” (Martin Szekely). El proyecto está conformado como una cooperativa, y aplicamos el concepto de Copyleft a los objetos de uso (muebles, arquitectura, juguetes, etc.) para permitir su libre circulación y reproducción.

Estos proyectos funcionan bajo licencias Copyleft de Creative Commons.

copyleft

Concepto y coordinación: NMiC (Mariano Baqués, Daniel Goldaracena)

Enlace UP: Gustavo Dieguez

Una tesis sobre RedPanal

Reproducimos un extracto de la tesis sobre emprendimientos culturales realizada por Eugenia Campos (directora de ÑuCapita, agencia de desarrollor emprendedor) para Flacso. Esperemos que les guste!

logo-redpanal-groovy2

La empresa inicia sus actividades durante el año 2007.

RedPanal  se propone fomentar la consolidación de redes y tramas productivas, económicas y culturales, mediante el desarrollo de plataformas tecnológicas participativas. Cabe mencionar que sus socios fundadores son músicos.

RedPanal ofrece servicios y tecnologías digitales para la creación y difusión de bienes culturales (música). Es una plataforma para compartir música original libremente  y que además  permite componer colectivamente.

Según Red Panal, buscar o generar contenido musical en la web es una de las 3 actividades más comunes de los usuarios de Internet. Éste fenómeno ha sido explotado por unos cuantos sitios web desde el punto de vista de la difusión de la música, pero no desde la producción/composición musical y la creación colectiva.

La propuesta  fue concebida al servicio de la creación artística para compositores, músicos, técnicos de sonido, publicistas y todos los actores vinculados directa e indirectamente al campo musical. Busca fortalecer la inteligencia colectiva de la comunidad, fomentar  la diversidad cultural y las manifestaciones artísticas alternativas.

La producción musical no se restringe al audio (pudiendo integrar en tus proyectos partituras, midis, textos, etc). El sitio ofrece también una arquitectura participativa, pensada para generar intercambio y diálogo entre los sujetos de la comunidad. Los usuarios generan todo el contenido existente en el sitio. Cada archivo está enlazado al usuario (reconocimiento) y contiene una licencia Creative Commons 2.5 de Atribución (nuevos esquemas de protección intelectual).

La tecnología juego un rol muy importante en el proyecto, no solo para la optimización del proceso de producción musical sino  para la consolidación de la comunidad en un entorno verdaderamente participativo. En este sentido, las aplicaciones Web 2.1 y el Software Libre son pilares de su propuesta (facebook, twitter, blogs, etc).

Elementos comunes de los servicios 2.1

  • Convierten los principios de la ética hacker -la lógica y la práctica del bricolaje digital- en el sustento de un entorno colaborativo en el que todos los usuarios comparten y transforman contenidos propios y ajenos.
  • Son generadores de abundancia, cada usuario realiza su propia síntesis, su propio bricolaje para obtener un output personalizado al que él mismo aporta.
  • Requieren formas de propiedad intelectual no restrictivas, cuando no directamente el dominio público.

David DeUgarte  http://www.exploradoreselectronicos.net/e4pedia/Web_2.1

Los productores (artistas) son a la vez consumidores (se suele emplear el término “prosumidores”). Las producciones resultantes de estas intervenciones colectivas, responden al collage/montaje que refieren el discurso posmoderno. Según los conceptos de Harvey: El productor cultural (el músico en este caso)  crea meras materias primas (“pistas” o “loops”  por ejemplo), y deja  a los consumidores la posibilidad de recombinar aquellos elementos a su manera. El efecto es eliminar (deconstruir) el poder del autor para imprimir sentidos u ofrecer una narrativa  continuada.

banner-mbaraj-blog

RedPanal realizo recientemente un concurso de creación colectiva que responde a estas consignas. Un músico profesional y consagrado ofrece sus pistas (Mariana Baraj) y los participantes toman estas pistas como base para sus creaciones. Los resultados del mismo pueden ser consultados en el sitio: http://www.redpanal.com/concursos.php

La revolución de la música no piensa en el futuro porque no lo tiene, pero mientras dura es eterna.  Manu Chao. 2008

06011509panal

Según sus fundadores, Matias Bruno Lennie y Guido Pera, la demanda se encuentra fragmentada, respondiendo a distintos nichos y siendo potencialmente globales. Se requiere gran flexibilidad en los servicios a ofrecer. Los participantes de Red Panal, valoran  particularmente la “novedad”,  la participación,  la diversidad,  la libertad y  la creatividad. En general están familiarizados con la “cultura libre”.

Son trabajos libres aquellos que permiten las siguientes libertades:

  • usar el trabajo y disfrutar de los beneficios de su uso
  • estudiar el trabajo y aplicar el conocimiento adquirido de él
  • hacer y redistribuir copias, totales o parciales, de la información o expresión
  • hacer cambios y mejoras, y distribuir los trabajos derivados

Extraído de Wikipedia, Cultura Libre (http://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_libre)

Los socios de RedPanal resaltan la importancia de la digitalización del campo musical. Observan la tendencia que cada vez más músicos tienen como práctica cotidiana realizar todas las cuestiones inherentes a su trabajo dentro campo digital, mediante la utilización de software (software de grabación, edición, mezcla, plug-ins de efectos y procesadores dinámicos) y hardware digital (computadoras, workstations, consolas digitales, procesadores dinámicos y de efectos digitales, dispositivos de grabación móviles, Ipods, reproductores de mp3, etc.). Actualmente se pueden obtener resultados del corte profesional o semi-profesional a muy bajo costo utilizando diversos dispositivos hogareños y/o personales de alta calidad de audio.

La estructura de RRHH, los procesos y funciones son muy dinámicos y flexibles. Describiendo su estilo de gestión como  abierto, participativo, flexible y con altos grados de horizontalidad.

Los servicios disponibles de creación colectiva son gratuitos. Las empresas que deseen promocionarse en el sitio o utilizar la plataforma (con concursos propios por ejemplo) pagan por estos servicios. Las fuentes de ingresos potenciales  son potencialmente múltiples y dinámicas.

Al preguntarles a Matías y Guido (dos de sus socios) si tenían modelos de negocios referentes, respondieron:

“En general, no tenemos un modelo de referencia particular. Sí analizamos las tendencias que se dan en el ámbito web y la música, pero los actores involucrados son múltiples (desde Google a Enredo.org, desde Radiohead al movimiento GNU). Lo potente del actual momento es ser novedoso, disruptivo y abierto, por lo cual existe cierta necesidad de crear un “mito fundante” propio.”

En relación a las posibles ventajas o desventajas por ser un emprendimiento, nos dicen:

“Ser un emprendimiento nuevo tiene ventajas y desventajas. En términos de imagen y posicionamiento, posiblemente se pueda entender como una ventaja. No así en términos financieros, comerciales y administrativos, ya que las reglas institucionales para la solicitud de cuestiones crediticias, legales, etc., suelen estar pensadas con la lógica previa, tradicional. Muchas veces existen mayor cantidad de trabas para emprendimientos nuevos que con historia.”

RedPanal cuenta con el apoyo institucional del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina (www.mincyt.gov.ar/) y de la Embajada de Argentina en España (www.portalargentino.net/). Recientemente, la Subsecretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de Buenos Aires selecciono a RedPanal para el Programa Buenos Aires Emprende 2008, otorgándole un subsidio y apoyo empresarial (del cual formo parte como tutora del proyecto).

En mi opinion, RedPanal responde a una demanda con un estilo de consumo posmoderno, proponiendo un contexto (diríamos experiencia) participativo en distintos eslabones de la cadena de valor de la música (desde la creación hasta la circulación). Los principales desafíos que enfrenta tienen que ver con el modelo de negocio asociado. Los consumidores esperan servicios gratuitos y estos tienen que ser subsidiados, ya sea por “empresas” que vean un espacio de promoción original para sus marcas, o a partir de la venta de otros productos más sofisticados (como la plataforma de aprendizaje online o contenidos digitales). Lograr el equilibrio entre la inversión necesaria (infraestructura, volumen de usuarios, etc) y su capacidad de capturar ingresos no es fácil para una empresa que se inicia. Sin embargo, su conocimiento y empatía con los consumidores,  le otorgan  ventajas.

(*) la entrevista y la nota forma parte del trabajo “Emprendimientos Creativos – una perspectiva posmoderna” Marzo 2009 por Eugenia Campos

El cosmonauta – Cine Libre y comunitario

Las nuevas tecnologías nos proveen de medios expresión y comunicación con características únicas y asombrosas. En este marco, la creatividad, aparte de ser algo intrínseco de cada persona, tiene la posibilidad de generar expresiones artistico-humanas totalmente innovadoras basados en la interrelación instantánea de miles de personas.

Tratando de aprovechar dichas posibilidades, es que nace el proyecto El Cosmonauta, una iniciativa que se vale de las licencias Creative Commons (Las mismas que hacen posible la exitencia de RedPanal y otras iniciativas similares) y de un modelo organizativo en el cual todos podemos colaborar con las distintas tareas que hacen a la producción fílmica.

Extraemos de la página del proyecto una breve sinópsis del argumento:

El Cosmonauta es una historia que habla sobre el recuerdo.

Incluso sobre aquellos recuerdos que nunca existieron.

Octubre de 1975. Stan se prepara para ser el primer cosmonauta ruso en la Luna.
Andrei, su amigo desde la infancia, dirige la misión. En los tensos días antes de la partida, Stan piensa en Yulia, la mujer de Andrei. Y ella en él, mientras ultiman los detalles de la misión. Están unidos desde hace años en un doloroso silencio. Apenas dos días después de despegar, la nave pierde toda comunicación con la Tierra. Durante siete meses, Andrei lo busca día y noche. Sin resultado. Un día, la nave vuelve a la Tierra. Cuando cae, no hay rastro del cosmonauta. El desconcierto aumenta cuando comienzan una serie de transmisiones de radio: Stan habla desde un lugar desconocido. Dice haber vuelto a la Tierra, y haberla encontrado vacía. Los delirios de Stan, prisionero en un mundo imposible, van provocando trágicos cambios en la relación de Andrei y Yulia. Mientras ella no puede despegarse de la radio, en la que el cosmonauta habla continuamente de imaginarios paraísos donde comparte con ella la vida que soñaba, Andrei se convierte en un extraño en su propia casa, habitada por la voz fantasmal de un antiguo amigo declarado muerto hace meses. Poco a poco, se va configurando un extraño y peligroso triángulo. Finalmente, se produce el reencuentro.

Descárgate El guión del proyecto (PDF 26,00 KB)

El dossier del proyecto: referencias visuales, memoria de dirección y más (PDF, 12.2 Mb)

Conoce las localizaciones:  los escenarios de la película. Sets de fotos volcados directamente de las cámaras de nuestra scouting unit.

El Arte y el Vestuario: fabricando una época. 
Bocetos, figurines, etcétera: Dimitrios Donias y Margarita Mansilla dirigen los equipos encargados de recrear la Unión Soviética de mediados de los setenta y el hermético mundo de Glavkosmos, la agencia espacial rusa.

A Stan Arsenievich: entre dos mundos.
 Carlos Martínez-Abarca da vida a Stan, el cosmonauta destinado a escribir la tan ansiada página del desembarco soviético en la Luna. Tanto en la realidad, con el cancelado Programa N1-L3, como en la ficción, con el Programa Kolibri, la misión fue proyectada para un único tripulante. De salir algo mal, se encontraría completamente solo.

Sobre el cierre del Concurso.

Maria Carmen Lara Dillon hizo una nota en Pulso Social sobre el cierre del concurso Mariana Baraj. Recomendamos leerla, porque plantea una mirada enriquecedora sobre la web 2.0, la redes sociales y la inteligencia colectiva. a continuación les dejamos un fragmento:

«Días atrás compartí con ustedes información relativa al concurso de música colectiva organizada por RedPanal uno de los emprendimientos tecnológicos – musicales más interesantes de Argentina.  El certamen llegó a su fin en una velada cargada de mucha onda donde diversos estilos de techno, electrónica, rap y elementos acústicos se fusionaron creando las más distintas e interesantes versiones con la voz de la consistente y expresiva Mariana Baraj».

Ver nota entera.

Musica 2.0

Alejandro Piscitelli sobre RedPanal.

Transcribimos el post realizado en el día de la fecha por Alejandro Piscitelli en su blog. Le agradecemos por la generosidad y solidaridad con que habla de nuestro proyecto y por su participación en el encuentro realizado ayer.

Piscitelli

“En el fondo, lo que estamos intentando es preservar el material cultural sonoro de una región, a partir de un registro digital. La idea es llegar a hacer un mapa de sonidos georreferenciado de Argentina y luego de Latinoamérica, y que cada audio de ese banco de sonidos pueda ser usado para seguir difundiendo nuestra cultura. Después, el tema de la composición por pistas es como desarticular un cuento en palabras, abrir el juego de sentidos, expandir las posibilidades de creación”.Red Panal

Balbuceando un sábado a la noche

Varias semanas atrás Matías Neuburger me buscaba afanosamente para que participara del evento Encuentro de Cultura Libre y Música Colaborativa, que tendría lugar en el Centro Cultural de España en Buenos Aires (en la sucursal Paraná del ex-ICI), y que siendo un sábado a la noche me resultaba mas que chino, sobretodo porque en ese momento recién estaría bajando del avión que me traería de vuelta de Lima

Cuando después de varios desencuentros finalmente coincidimos en la nunca bien ponderada Librería Clásica y Moderna , y allí me comentó que menos de 2 meses atrás, el 17 de junio un grupo concertado por cuatro personas de bien habían lanzado Red Panal en el Espacio Cultural Carlos Gardel en Olleros en Belgrano dando lugar al primer sitio de composición musical colaborativa, donde se puede “explorar y descargar libremente música surgida de la creación colectiva”, la curiosidad pesó mas que el escepticismo.

Para mi sorpresa la convocatoria no buscaba simplemente un apoyo simbólico, sino que se convertiría en un reconocimiento a los -hasta ahora muchos mas de 500- usuarios que pueden subir canciones, sonidos, letras o partituras que pueden ser usadas por todos los miembros de la comunidad. El único requisito es que sea música sin copyright o derechos de autor ya que todo se comparte con licencia Creative Commons.

Gente joven que sabe lo que hace y que hace lo que sabe, ética rigida y estética flexible

La plataforma, que ya estaba online hace casi seis meses, fue diseñada y promovida por la Cooperativa de Base Tecnológica Eternauta, conformada por cuatro emprendedores argentinos (que incluyen además de a Matías, a Guido Pena, a Matías Lennie y a Martín Galmares), frente a los cuales no cabe sino sacarnos el sombrero y mostrar nuestras consagradas entradas -aunque como comprobamos- el gran músico Raul Carnota que hizo un cierre musical de lujo, tiene menos pelo aun que nosotros, aunque ostenta una ética rigida y una estetica flexible que compartimos plenamente con el y con la Cooperativa de Base.

Los músicos que estaban buscando una red social que realmente tenga una utilidad más allá de la promoción, pueden encontrar muy interesante Red Panal para desarrollar proyectos musicales en conjunto con gente de todo el mundo.

Seguramente los chicos ni se imaginaban que estarían hoy donde están cuando en abril del 2007 iniciaban su weblog original, en donde debatían cuestiones de una actualidad y de una agudeza increíbles, que hoy se ven coronadas por una herramienta poderosa, una capacidad de convocatoria significativa y sobretodo por unos resultados fantásticos como los que escuchamos anoche en esa bellísima sala bis del CC en la calle Paraná, justo a la vuelta del espacio Telefónica.

La riqueza de las redes

Porque una cosa es teorizar sobre la web 2.0 y otra muy distinta es verla brotar en mil direcciones y conseguir resultados fantásticos como éstos. Porque una cosa es declamar la unidad entre el pensamiento y la acción, y otra mucho mejor es ver una feliz combinación de teoría bien asimilada, de herramientas bien aprovechadas, de visualización de la información bien aprendida, de diseño de un sitio con funcionalidades precisas y bien ordenadas, y sobretodo de la capacidad de convocar a un colectivo difuso en el mundo y hacerlo participar de una experiencia de creación colectiva como la que comprobamos ayer.

Escuchar la hermosa voz de Mariana Baraj propuesta como una invitación al sampleo, a la remasterización, a la post-producción y a las mil y una variantes del “rip, mix and burn” que constituyen el DNA de la producción digital, y verla recreada en versiones hip-hop, rap, electrónicas y decenas de otras variantes electriza y moviliza al mas tozudo.

Ver como profesionales de otro palo, y amateurs totales en las artes musicales, pero con un gusto exquisito y con una competencia en el manejo de las herramientas, se hacen eco de la propuesta y la enaltecen como fue el caso de ayer a la noche, vivifica y tonifica en momentos de desasosiego institucional y de insatisfacción política generalizadas.

Porque lo que los chicos hicieron, como bien lo dijo Mariano Zukerfeld, un sociólogo, de la UBA, docente de la cátedra Informática y Relaciones Sociales y co-autor del llamativo libro que me regaló ayer Disonancias del Capital; Música, Tecnologías Digitales y Capitalismo, coequiper en la zapada teórico/práctica,, tiene una pátina tecnológica y a lo mejor, en una lectura mas inteligente y variada, también estética, pero en el fondo (y en la forma) es fundamentalmente politica.

Encapsulado en el sitio y en la propuesta hay una combinación de epistemología experimental, de nueva pedagogía y de pensamiento en red que, no solo debe ser aplaudido sino imitado y potenciado en otros emprendimientos y formatos, a los que convocamos a los alumnos de la UBA, y a los chicos de la Cooperativa que ya prometieron su presencia en un futuro teórico para gratificación mutua.

Referencias En Filosofitis.com.ar